Belleza Servicio de ayuda y prevencion

Triste historia del síndrome del alcoholismo de fetos

Si aún no lo sabes, debes tener mucho cuidado si eres mujer y te encuentras en estado de embarazo, pues existe una enfermedad o mejor dicho un síndrome que puede ser ocasionado con la injerencia de simplemente una copa de vino en ese estado. Esta enfermedad es denominada como el Síndrome del Alcoholismo de Fetos.

El resultado ocasionado por este tipo de síndromes es la adquisición de trastornos que aún no han podido ser diagnosticado fácilmente por médicos de incluso alta capacitación.

En esta ocasión daremos un paseo por la vida de Teresa, madre de un niño adoptado, quien no tenía ningún conocimiento acerca de la existencia de este tipo de síndromes, grata fue su alegría y la de su marido cuando por fin pudieron adoptar a un niño, algo que habían anhelado por mucho tiempo y fue posible gracias a los trámites realizados con la adopción de niños en Rusia.

Pero con el pasar del tiempo algo no estaba bien con el niño, o al menos eso es lo que sus padres notaban, pues tuvieron que pasar siete años para que esto haya sido notado por parte de sus representantes legales, los cuales buscaron ayuda profesional inmediatamente, ya que su hijo era incapaz de realizar cierto tipo de actividades, y su hiperactividad ya estaba siendo muy preocupante para ambos padres, lo que más llamó la atención de los representantes, fue lo mucho que le costaba a su hijo aprender cosas de muy fácil conocimiento, como por ejemplo los colores, y la constante hiperactividad que presentaba el niño, la cual parecía algo sumamente fuera de lo normal.

El viacrucis médico por el que sus padres pasaron para obtener este diagnóstico fue increíble, pues como se estableció en el prólogo de este artículo, esta enfermedad es sumamente difícil de diagnosticar para la mayoría de los médicos, por lo cual su tratamiento sumamente difícil de obtener, sin embargo, luego de uno de sus últimos diagnósticos, el cual era el trastorno de Déficit de Atención, con el cual los médicos manifestaron haberse quedado cortos acerca de lo que presentaba esta niño, los rasgos deformes empezaron a hacer énfasis en la vida de Víctor, nombre del hijo de Teresa, hasta que después de años de investigaciones, terapias, diagnósticos y medicamentos, un médico dio exactamente en el clavo, en el punto exacto de lo que estaba pasando con Víctor.

El Síndrome de Alcohólico Fetal o SAF. Un síndrome que es incurable, y que ocurre por haber consumido alcohol durante la etapa de gestación del feto.