Actualidad Salud

Las quemaduras solares pasan factura con los años

Una quemadura solar en la piel suele ir acompañada de recuerdos, un día en la playa, otro con los amigos en la piscina. Pero estos recuerdos pueden dejar problemas más severos que simples historietas que contar a nuestros nietos. Así lo ha demostrado un estudio que afirma que sufrir 5 o más quemaduras durante los 20 puede aumentar un 80 % las posibilidades de sufrir melanoma en los siguientes años de vida.

La investigación se ha llevado a cabo en Boston, en Estados Unidos, entre 108.916 mujeres blancas. Esto se debe a que este tipo de cáncer es más común entre las personas de raza blanca que entre los afroamericanos. A las participantes se les hizo un seguimiento durante 20 años, en el también se incluían cuestionarios sobre antecedentes familiares de melanoma. Además se les hacían pruebas cutáneas cada dos años para conocer la evolución de su piel. Los principales resultados concluyeron que aquellas mujeres que habían tenido graves quemaduras durante los 15 y los 20 años tenían mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer de piel.