Salud

Infecciones de transmisión sexual: cuáles son y cómo evitarlas

Las infecciones por transmisión sexual son peligrosas para la salud y pueden evitarse. Utilizar métodos barrera como los preservativos es la forma más fácil de evitar contagiarse con una infección que puede derivar en patologías muy graves para la salud.

La gonorrea, el SIDA, el herpes genital, la clamidia, la sífilisy la hepatitis B son algunas de las más comunes que pueden contagiarse por vía sexual. Pueden estar causadas por virus, bacterias, parásitos u hongos y se pueden combatir, a excepción por ejemplo del SIDA, con un tratamiento.

A menudo, estas infecciones pasan desapercibidas para el sujeto que las padece si no sabe o no puede identificar los síntomas adecuadamente. Algunos de los síntomas más frecuentes son el cambio de color u olor en el flujo vaginal, el picor o el escozor en la zona genital, el escozor al orinar o al defecar, el sangrado o el dolor vaginal, además del dolor en la pelvis. En los casos más graves pueden aparecer úlceras, ampollas o verrugas en los genitales, en el ano o en la boca.

En el caso de los hombres, los síntomas más frecuentes son la secreción anormal por la uretra, el picor o el escozor en los genitales y al orinar o defecar y el dolor o inflamación de los testículos. También pueden presentar úlceras, ampollas o verrugas en los genitales, la boca o el ano. Si aparece alguno de estos síntomas se debe acudir al médico de inmediato para que sean realizadas las pruebas pertinentes por parte de especialistas.