Belleza

El apoyo de Rania de Jordania al diseño

Las diferentes artes escénicas de Jordania, país asiático situado en el Oriente Medio, quedan avaladas, potenciadas y reforzadas en la Semana del Diseño de Amán –Amman Design Week-. Arte, arquitectura, diseño y moda se visten de gala en la capital jordana, que cuenta con unos dos millones de habitantes y que cada vez parece más preocupada por todo lo que la imagen, el diseño y la publicidad pueden llegar a representar para una sociedad.

La reina Rania, figura con fama internacional conocida entre otras cosas por la atención que dedica a su propia imagen personal, ha sido una de las principales impulsoras de este salón, que ha ofrecido sus mejores galas entre el 1 y el 9 de septiembre.

Fue la propia esposa del Rey Abdalá II de Jordania quien quiso estar presente y contemplar cómo transcurría la ceremonia inaugural de esta cita. Para la ocasión, Rania escogió un vestido de su habitual diseñador, que no es otro que el mismísimo Valentino, quien ahora trabaja para el grupo de capital árabe como Mayhoola –al final todo queda en casa-.

No obstante, la moda y el diseño vienen pegando fuerte en Jordania, en parte, claro está, por todo el tirón mediático que Rania tiene en todo el mundo y por su poder para influenciar a propios y extraños. Cada vez son más los diseñadores del país jordano que se ganan un nombre propio en todo el planeta; Rabih Kayrouz o Laith Maalouf son algunos de esos diseñadores de la escuela jordana, talentosos creadores a los que en otras ocasiones también recurre la propia Rania.

La reina estuvo en todo momento pendiente de los preparativos de este evento. Su implicación fue tal que llegó a supervisar en primera persona las calles y los escenarios que debían acoger este evento. Rania visitó galerías de arte, centro de imagen y diseño, jardines o zonas comerciales y de ocio, todo ello para potenciar el mundo de la moda y el diseño y para ser una embajadora de garantías de la Semana del Diseño de Amán.