Belleza Servicio de ayuda y prevencion

¿A qué edad comienzan los jóvenes a consumir alcohol?

En España, la edad para comenzar a consumir alcohol es deliberadamente baja,  deliberada porque normalmente los amigos mayores suelen brindarles a los adolescentes su primer trago de esta sustancia, y luego los padres aprueban el consumo de alcohol de sus hijos.

La Fundación Pfizer realizó un estudio tomando como muestra a 1675 entrevistas en total entre adolescentes, padres, madres y profesores españoles, sobre el consumo de alcohol en los adolescentes llamado “Juventud Y Alcohol”, arrojando datos como que uno de cada diez adolescentes en edades desde los 12 hasta los 18 años consumen alcohol aunque sea una vez a la semana,  y una tercera parte de estos jóvenes lo hacen al menos una vez al mes, presentando porcentajes de consumo de 22,8% y 61,7% respectivamente en adolescentes de 16 a 18 años de edad.

beberUna pequeña porción de los adolescentes revelaron haberse encontrado alguna vez en estado de ebriedad durante el último año, pero la mitad de los jóvenes de 16 a 18 años de edad revelaron lo mismo.

Las bebidas alcohólica más comunes entre los jóvenes son los licores de alto grado, siendo la respuesta de más de la mitad de los jóvenes entrevistados, aunque solo 36,8% de los padres creen que esto es una realidad. Un cuarto de la muestra de padres pensaba que sus hijos no compraban alcohol, y 12,7 por ciento de los jóvenes dicen no hacerlo.

Los establecimientos más comunes donde los adolescentes tienen acceso al alcohol son supermercados, bares y pequeñas tiendas de “chinos”, con los sitios más comunes para el consumo siendo la calle, plazas y parques (41,5%) y casas propias o ajenas (33,1%).

La gran mayoría de los jóvenes dice que no hablan con sus papás sobre el consumo de alcohol,  siendo más los jóvenes de 12 a 15 años los que no tratan el tema con sus padres que los mayores. En cuanto al sector de educación, 7 de cada 10 profesores indican que no hablan sobre el tema con los padres de sus estudiantes, además, un tercio de los profesores dice que percibió bajones de rendimiento y atención en los alumnos causados por consumo de alcohol.